NAVIDAD CONSCIENTE

¿Estás segur@ de que la navidad no te afecta?

En estas fechas aumentan los reencuentros con familiares y amigos y con ello las comidas y /o cenas que se realizan fuera de casa. Además, disminuye la actividad física, se descansa peor y hay más estrés por todo lo que hay que preparar.

Estas comidas navideñas no son como las que podemos hacer un día normal ya que suelen ser hipercalóricas y en grandes cantidades, con dulces navideños y platos tradicionales muy densos. Es por ello, que debemos ser conscientes de todos esos excesos que pueden darse, siempre disfrutando de ello.

A continuación, os dejo unas recomendaciones para disfrutar de la navidad de una manera consciente:

  • Planificar un calendario con todas las comidas y/o cenas que tengamos, incluyendo los días no festivos. Es una manera más visual de poder ver el número de comidas que tenemos fuera de casa y así poder tomar conciencia de ello. Es importante que el resto de días que no tengas eventos mantengas la rutina diaria, con unos hábitos saludables y realizando actividad física.
  • Los días “no festivos” se debe optar por platos sencillos y ensaladas cuya base principal sea la verdura, legumbres y proteína de origen vegetal y huevo. No podemos olvidarnos de la actividad física.
  • Priorizar técnicas culinarias sencillas como plancha, horno, vapor o hervido.
  • Comer de forma consciente, disfrutando y prestando atención a las señales de nuestro cuerpo sobre la saciedad.
  • Congelar las sobras o realizar otras comidas con ellas para así aprovecharlas.
  • ¡IMPORTANTE! No compensar los excesos o saltarse comidas. Si no tienes hambre, no te fuerces, no pasa nada, hay que saber escuchar a nuestro cuerpo. Pero si lo haces para compensar los excesos del día anterior, vuelve a tu rutina diaria y no te saltes ninguna comida. Es importante volver a la rutina de hábitos saludables después de tantos días de excesos.
  • Hacer una versión más saludable de las recetas navideñas.
  • No prohibirte ningún alimento. Si te apetece, cómelo, controlando las cantidades y disfrutando igualmente de ello.
  • Evitar el alcohol y las bebidas muy azucaradas.

PERO LO MÁS IMPORTANTE DE TODO, QUE NO SE TE OLVIDE DISFRUTAR!

¡FELIZ NAVIDAD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba